¿Te gustaría entrenar al aire libre?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

a su alcance por menos de $4 mil, gracias a la app Befitnes.

En Brasil y Argentina, la tendencia de entrenar o realizar alguna otra disciplina deportiva en parque y plazas tiene larga data y es todo un boom.  En Chile hace sólo unos cuatro años que alumnos y entrenadores comenzaron a utilizar esos espacios públicos para hacer actividad física, sobre todo en las temporadas de primavera y verano, y cada vez son más.

 En un principio, eran sólo algunos pocos entusiastas en lugares muy puntuales, “pero ahora es cada vez más recurrente cambiar el gimnasio por un entorno más natural”, señala Javier Tisi, uno de los creadores de la aplicación Befitness, que busca potenciar esta tendencia.

Esta herramienta tecnológica, que se puede descargar gratuitamente desde un dispositivo móvil, entrega la posibilidad al usuario de adquirir clases únicas de actividad física tanto en espacios cerrados como abiertos, sin compromisos de matrículas ni mensualidades que se deban pagar pesar de que no se asista, georeferenciadamente y a un precio promedio inferior de $4.000 pesos por clase.

El fundador de Befitness señala que entre las razones por las que los deportistas prefieren los entornos naturales para entrenar o practicar su disciplina favorita está que esos escenarios son lugares mucho más versátiles que los recintos cerrados “y también porque dan la posibilidad de estar en contacto con la naturaleza, lo que es aún más valorados por las personas que tienen una rutina donde pasan gran parte del día entre cuatro paredes”.   En parques y plaza, agrega, no se tiene limitación alguna para, por ejemplo, correr”, dice Tisi, quien recuerda que en 2015 el Ministerio del Deporte realizó una encuesta que arrojó que el 53% de los consultados prefieren hacer actividad física al aire libre.

Entrenar a pasos de tu casa

El entrenador Javier Rusell, que ofrece clases de running a través de Befitness, ha notado la tendencia desde hace bastante tiempo y también su crecimiento año a año. “Para confirmarlo es cosa de visitar el Parque Bustamante o Bicentenario y otras plazas”, destaca y recalca que uno de los grandes beneficios es que las personas se conectan más con su entorno y se generan comunidades, “grupos de apoyo que funcionan no sólo en el ámbito del entrenamiento”.

Otro coach usuario de Befitness es Jorge González, quien señala que hay una tendencia mundial a entrenar en grupo “y dentro de esa área hay muchas personas que se están movilizando hacia espacios abiertos. Esto responde a la necesidad de ahorrar tiempo, ya que se va a lugares cercanos a la casa o a las oficinas y además, como se hace en grupo, el alumno hace comunidad y tiene más contacto y feedback con el entrenador”, indica. Destaca también que Befitness ayuda a escoger las clases tanto georeferencialmente como la actividad a realizar, “así la decisión queda en manos del consumidor”, dice este profesor de entrenamiento funcional.

Por último, Javier Tisi agrega que Befitness le da la posibilidad a profesores de educación física o personal trainners de emprender ya que es una vitrina donde muestra sus horarios, lo que hace y dónde y además lo libera de cobrar dado que es un sistema de prepago.

En Santiago, Befitness ofrece en especial clases en comunas el sector oriente como Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, Providencia, Ñuñoa, Peñalolén, La Reina y están preparando su lanzamiento en La Serena, para que los veraneantes que visiten esa ciudad puedan continuar con sus entrenamientos, pero están abiertos a que coach de otros sectores ofrezcan sus servicios. “Queremos ser lo más inclusivos posibles y que personas de cualquier parte del país pueda comprar clases a bajo costo”, señala Tisi quien señala que advierte los entrenadores que trabajan en plazas y parques llevan todos los implementos necesarios. “Como se trata de una tendencia mundial, ya existen muchos elementos absolutamente portátiles”, advierte.

 

Share.