El plan de reducción de residuos de Starbucks al 2030

Sin lugar a dudas, Starbucks es una de las principales cadenas de café en el mundo. Fundada en 1971, hoy día cuenta con presencia en 70 países y con más de 24 mil locales (91 de ellos en Chile, país al que llegó en 2003), e históricamente ha demostrado conciencia ecológica y preocupación por el impacto de sus actividades en el medio ambiente.

Ya en el año de 1985, la cadena comenzó a ofrecer descuento a sus clientes que utilizaran vasos reutilizables. Posteriormente, suscribió varios acuerdos con diversas ONGs en la búsqueda de desarrollar nuevos materiales para disminuir la huella de carbono de sus ventas. Así, creó nuevas fundas para vasos, vasos para bebidas frías y calientes, vasos sin bombilla, y mediante el consorcio NextGen Cup patrocinó un concurso para desarrollar aún mejores propuestas que le permitan disminuir sus residuos en un 50% para el 2030, mediante la creación de un modelo de vaso para líquidos calientes que fuera completamente reciclable y compostable, el cual comenzó a probarse en tiendas en 2020.

Además, no solo se trata solo de los materiales y el reciclaje: también se reducirá en un 50% el consumo de agua (con un especial impacto en las actividades agrícolas para la obtención de café) y se convertirá en una empresa ecológicamente positiva, es decir, con una huella de carbono negativa, que retiene más carbono del que produce.

En Canadá y EEUU sus tiendas utilizan el 100% de su energía de fuentes renovables, y planean llevar esto a otros países que cuenten con la infraestructura para ello.

Igualmente, todas estas políticas internas serán exigidas a socios comerciales y la cadena de suministro, lo que en una de las principales cadenas de café en el mundo implica un aporte muy importante para salvaguardar al planeta.

Gracias a todas estas medidas, cualquier consumidor puede ahora disfrutar de una deliciosa taza de café, bebidas frías o calientes y una amplia variedad de bocadillos y postres del menú de Starbucks, con la tranquilidad de que no afectará negativamente al medio ambiente, ya sea en uno de los locales más cercanos (14 ciudades de Chile) o pidiendo entrega a la puerta de tu casa u oficina. Es importante recordar que en las plataformas de entrega a domicilio tenemos la opción de pedir que no se incluyan productos desechables adicionales (como servilletas o bombillas), poniendo así nuestro granito de arena para el cuidado del planeta.

 

Comentanos Facebook
Share.

Leave A Reply