Santiago Servicios: Pioneros en la construcción de domos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
  1. ¿Cómo comenzó esta aventura por un emprendimiento tan poco masivo, como eran los domos hasta hace unos pocos años atrás (a nivel nacional)?

Siempre tuvimos la inquietud con mi socio Roberto Giadach de desarrollar y fabricar estas estructuras. Primero, decidimos embarcarnos en la aventura de crear nuestra empresa Santiago Servicios, que entrega diversos servicios en eventos desde la instalación de carpas, climatización, y equipamiento, pero siempre estuvo presente que algún día nuestro norte sería el diseño y fabricación de Domos. Con Roberto, además de ser socios, somos amigos hace más de 25 años, incluso cuando estábamos en el colegio hablábamos de algún día dedicarnos a fabricarlos.

Lo increíble de la historia es que, desde que tomamos la decisión de seguir el camino de los domos, todo se ha ido dando y hemos logrado sacar distintos proyectos adelante. Prueba de eso es que nuestro equipo también cuenta con Francisco Valenzuela, uno de los diseñadores precursores de los domos a nivel nacional y nos complementamos muy bien, pues sus años de  expertise sumados a nuestra amplia experiencia en planificación y ejecución de proyectos, nos  ha permitido innovar en todas las áreas, por ejemplo en el diseño, utilizando nuevos materiales y creando nuevos componentes, como también en los procesos de fabricación, que dicho sea de paso, se hacen íntegramente en Chile.

Nuestros domos se diferencian de los que ya existían, principalmente porque los diseñamos y fabricamos 100% acá, con proveedores locales; además nuestros diseños personalizados, permiten dar soluciones a diferentes rubros, industrias, incluso a particulares. También como parte de nuestro compromiso ambiental, estamos constantemente buscando nuevos materiales, que sean más amigables con el medioambiente y que obviamente tengan un mejor desempeño.

  1. ¿Qué fue lo más sencillo y lo más complejo al momento de partir?

Creo que lo más sencillo, fue tomar la decisión de cambiar el rumbo de nuestro emprendimiento a algo que realmente nos apasionara, por lo además rápidamente se nos han ido abriendo nuevas oportunidades de negocio que nos permiten continuar desarrollando e innovando.  Creemos irrestrictamente en las convicciones y en el poder de los sueños, somos idealistas y creo que, por lo mismo, nos fue fácil dar el salto a un nuevo rubro y hacer lo que siempre soñamos.

Por otra parte, lo más complejo, es compatibilizar el ritmo de trabajo con la vida familiar. Ya que, todo emprendimiento requiere tiempo y dedicación, pero hemos tenido el apoyo de ellos que han entendido los sacrificios que implica este trabajo; gracias a éste tremendo apoyo, es que paulatinamente se nos han ido presentando proyectos de mayor escala.

Cuando se tiene un emprendimiento estás 24/7 trabajando en nuevas ideas, buscando distintas formas de hacer que todo funcione, donde el costo personal es muy grande, pero sabemos que es el precio inicial de todo Start-up.

  1. ¿Algún fail memorable?

Cantar victoria antes de cruzar la meta, nos pasó hace poco con un proyecto que nos interesaba mucho y para el que teníamos mejor oferta económica y técnica, sin embargo, lo perdimos por un tema administrativo.  Siendo bien honesto, fue un golpe duro, pero como todo en la vida, tuvo un componente de aprendizaje tremendo, el nivel de nuestras propuestas técnicas ha mejorado muchísimo, prueba de esto, es que acabamos de adjudicarnos un proyecto para Metro cuya principal métrica de evaluación, es la propuesta técnica.

  1. ¿En qué están hoy?

Seguimos trabajando en el desarrollo de nuevas estructuras cuyo principal objetivo es mantener las ventajas sustentables y energéticas que tienen los domos en sus distintas aplicaciones; por ejemplo, dentro de nuestros proyectos hemos desarrollado un domo rectangular que puede soportar nieve, viento y lluvia; son livianos, modulares, rápidos de construir, fáciles de instalar y desmontables.

  1. ¿Qué consejo le pueden dar a quienes están por dar el paso hacia el emprendimiento, pero temen hacerlo?

Desde nuestra experiencia, creemos que los emprendedores deben ser optimistas y motivados, en buen chileno, creerse el cuento, al menos eso a nosotros nos ha permitido levantarnos una y otra vez, pues ténganlo claro, el camino del emprendimiento tiene varias caídas, y aunque suene cliché lo importante es aprender de los errores, no hay que temerle al fracaso, es importantísimo saber usarlo en tu favor, estudiarlo, aprender y seguir adelante. Lo que automáticamente nos mantiene humildes, pues eres tan grande como tu última caída.

Pero por sobre todo es fundamental, tomar todas esas voces que te dicen que no se puede, y usarlas como combustible para seguir adelante, siempre motivado, trazando nuevas metas constantemente y tener claro que, en todo emprendimiento es necesaria una cuota importante de coraje, ya que la historia, la escriben los valientes.

¡Cuando sientes que tu peor defecto es ser una persona excesivamente optimista, es porque estás cerca de alcanzar tus sueños!

Share.