Seguros: Guía para pequeñas y medianas empresas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Chile avanza en materia de emprendimiento, donde más que nunca es parte de la contingencia nacional y la contratación de seguros para pymes no queda exenta de la temática. Afortunadamente, según los expertos de Willlis Towers Watson existen algunas claves para escoger mejores alternativas.

Por lo general, las grandes compañías tienen áreas especializadas o personas analistas de riesgos (Risk Manager) que se preocupan específicamente en identificarlos y contratar los seguros adecuados. Pero, ¿Cómo lo hacen las pequeñas y medianas empresas a la hora de transferir sus riesgos? José González, profesor de la Escuela de Seguros, entrega cuatro simples pasos que, desde su mirada, podrían ser útiles a la hora de escoger uno.

Claridad de los riesgos que se quieren trasferir: Antes de hablar con cualquier compañía, lo primero que hay que identificar son los posibles riesgos. Para esto, el experto cree fundamental el apoyo de un corredor, un asesor que los guíe y los ayude a identificar, dimensionar, cualificar y cuantificar cuáles son los riesgos que la empresa debe asegurar o transferir a seguros. Esto se traducirá finalmente en un Programa de Seguros.

Información: En la elaboración del Programa de Seguros es muy importante entregar toda la información que las compañías habitualmente solicitan, por ejemplo, siniestralidad, medidas de protección y otras. Es fundamental cumplir con este paso, ya que a partir de la información que se entregue se armarán las condiciones de la o las pólizas.

Criterios de valorización: Es de gran relevancia en los Seguros de Propiedad, que el asegurado tenga claridad en los criterios de valorización de los bienes que está asegurando. Para esto, vale la pena que se pregunte: ¿qué espero recibir en caso de siniestro?

Así entonces, le será más fácil tomar una decisión respecto a la forma en que está valorizando sus bienes y para los aseguradores el eventual pago en caso de siniestros. Existen diferentes criterios en seguros de propiedad tales como Valor de Reposición, Valor de Reposición a Nuevo (sin depreciación) y otros.

Proceso de cotizar: Luego de tener el Programa de seguro diseñado con los antecedentes correctos y los criterios claros respecto a las indemnizaciones y sumas aseguradas, hay que salir al mercado asegurador para cotizarlo. En este proceso, pueden tener básicamente dos alternativas: un solo corredor que se preocupe de buscar el mejor precio calidad, o bien, varios corredores que se la jueguen por encontrar la mejor opción en un escenario competitivo. En todo caso, nuestro experto recomienda que muchos corredores podrían entorpecer el proceso.

Fuente: Agencia

Share.