SEGURIDAD IMBATIBLE A PRECIOS ASEQUIBLES

“Seguridad”, es sin duda la palabra que ha cobrado fuerza en estas últimas semanas. Saqueos, robos y personas que buscan resguardar sus domicilios optan por diferentes formas de protección.

En este punto se cruza la historia de Cristián Villaseca, ingeniero y emprendedor de diferentes rubros, entre ellos la seguridad. Más de una vez sufrió robos en sus locales y perdió productos, maquinaria y sueños. Esa fue la razón que lo llevó a formar Mook (www.mook.cl), cuyo principal producto son las puertas blindadas de estructura de acero con cerradura de seguridad, todo bajo un concepto de diseño y arquitectura a un precio justo.

“La marca Mook es reciente pero nosotros llevamos casi 11 años en el rubro metal mecánico y 3 años en el rubro de la seguridad. Este año lanzamos nuestra nueva fábrica con imagen corporativa renovada para potenciar nuestras áreas de arquitectura y diseño. En la empresa trabajamos 12 personas, somos un equipo que está formado por ingenieros, diseñadores, administrativos, soldadores, carpinteros e instaladores….aquí todos nos ponemos el overol”. Comenta Villaseca.

En cuanto al proceso de fabricación, nos cuentan desde la fábrica “En Mook lo más importante es la seguridad, ya que las puertas blindadas deben cumplir con su fin. En cuanto al diseño, partimos especializándonos en igualar la apariencia de la puerta existente pero con el tiempo surgió la oportunidad de hacer propuestas creativas.”

La mayoría de sus pedidos empezaron siendo de condominios o edificios en que se exige que todos los accesos se vean igual y se han vuelto expertos en que, a simple vista, no se perciba ninguna diferencia con una puerta común. Sin embargo, en las casas particulares y locales comerciales, surgen pedidos más abiertos a la innovación, “en esos casos, nuestras áreas de diseño e ingeniería trabajan 100% a la par para lograr el mejor balance entre creatividad y seguridad imbatible”, afirma su fundador.

Para rejas y fachadas metálicas, cuentan con cortadoras CNC de acero y demás maquinaria que les permite lograr diseños de precisión totalmente personalizados a pedido de cada cliente. Ofrecen opciones modulares producidas a alta velocidad que minimizan los tiempos de entrega y ayudan mucho a proteger en esta época en que muchos vecinos se sienten vulnerables.

 

El DÍA A DÍA EN TIEMPOS VULNERABLES

Cada vez se acercan más vecinos en busca de cerraduras de alta seguridad tras haber sufrido robos en los que abrieron sus puertas con ganzúa o por bumping.

MOOK_Networker.cl

El bumping es un mecanismo que se puso de moda en Chile porque permite abrir cualquier puerta tradicional en menos de 10 segundos y sin ruido. Es imperceptible, porque no dañan la cerradura, así que muchas veces ni se descubre que hubo un robo hasta que no se ingresa a la propiedad.

La gama de clientes de Mook es amplia en todo espectro, “no siempre son particulares, para muchos profesionales, la desaparición de ciertos documentos y computadores con información puede resultar extremadamente costosa. Por lo general, no tenemos una cultura preventiva, la mayoría de nuestros clientes ya sufrieron un robo más o menos violento y recién después consideran reforzar sus propiedades”, nos cuenta Cristián Villaseca.

Un tema importante en estos días es saber que tan asequible pueden ser estos productos. Las puertas parten en $395.000 y las ofrecen en 12 cuotas de $32,916 con tarjeta de crédito. Los pedidos y envíos van de Arica a Punta Arenas.

 

Share.