Protege tu cédula de identidad para cualquier trámite que hagas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En cada uno de los trámites presenciales y digitales que hagas, es necesario que protejas tu cédula de identidad. Te tomará poco tiempo y podrías obstaculizar cualquier estafa o dar una rápida solución en caso de que te suceda.

Al abrir tu empresa y a lo largo de su existencia, son muchos los papeleos que te tocará realizar. En ellos, tu carnet de identidad es el principal documento, que toda entidad exige, en la mayoría de los casos, de forma digital.

Ante ello, siempre es necesario proteger este documento, porque nunca sabes en qué manos puede terminar. De hecho, con sólo una fotocopia de él se han generado variadas estafas, especialmente en la solicitud de avances en casas comerciales y supermercados.

Encontrar al autor de este tipo de delitos se hace casi imposible, especialmente para quienes no tienen un control sobre la copia de documentos que entregan o envían. Sin embargo existen maneras de protegerse, especialmente a la hora de dar seguimiento a cualquier irregularidad por un mal uso de tus datos personales.

Una de las medidas preventivas, para evitar cualquier mal uso de tu cédula de identidad, es llevar siempre contigo una fotocopia de ella, en tamaño carta. Si algún ejecutivo te solicita el documento, puedes entregar la fotocopia, escribiendo, incluso a mano, la fecha y el uso que se le dará. Así evitarás perderla de vista, ya que nadie asegura que puedan sacarle más copias de la necesaria.

En el caso de solicitudes digitales, la forma de prevenir es similar. Previo al envío, preocúpate de escribir sobre tu carnet un pequeño detalle sobre su receptor. Por ejemplo, si es solicitado para algún crédito o contrato, escribe algo similar a “uso exclusivo para contrato Banco xxx” o informando el nombre del ejecutivo que lo recibe.

Escribe digitalmente el uso que le dará s a tu cédula

Lo anterior no sólo será un obstáculo para alguien que decida cometer algún delito con tus documentos. En caso de cualquier mal uso, esa fotocopia o documento, previamente rotulado, te permitirá tener una prueba real del uso específico para el que lo entregaste, pudiendo justificar fácilmente cualquier engaño o fraude en el que te veas involucrado.

Así también es importante que hagas lo mismo en caso de enviar de manera online documentos que lleven tu firma. Es necesario que siempre, sobre ella, pongas una pequeña marca de agua con texto y fecha, que especifique el motivo para la que se utilizará.

En el caso de otros tipos de documentos, puedes realizar este tipo de medidas si lo consideras necesario. Esto no sólo obstaculizará, de cierto, modo un mal uso de parte de terceros, sino que evitará el evidente mal rato o la pérdida de dinero a la que cualquier persona está expuesta.

Share.