¿Por qué la tecnología es dominada por hombres?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Según estudio de Mercer, a nivel mundial sólo el 34% de la industria TI es ocupada por mujeres. En Chile, el escenario es similar. Acá te contamos algunos de los factores que explican este fenómeno.

Lograr la equidad de género es una demanda que cada vez toma más fuerza en distintos ámbitos de la sociedad. Sin embargo, éste es un proceso que se demora en concretar. Según el Informe de Brechas de Género del Foro Económico Mundial 2016, señala que con la actual tasa de cambios, la brecha entre hombres y mujeres no se cerrará hasta dentro de 170 años.

Pía Isbej, psicóloga, experta en outplacement y selección de personal, considera que en Chile las carreras ligadas a ingenierías o al mundo informático gozan de mala fama. “La imagen de las personas que trabajan en este rubro es que son calculadoras, introvertidas, con problemas de adaptación social o solitarias. Además, se perciben estas carreras como “masculinas” y que demanda mucha vida laboral al momento de ejercerla profesionalmente. Este tipo de perfil, eventualmente podría alejar a la mujer, que por naturaleza es más sociable, le gusta interactuar con un otro y ser multitask”, explica.

Perfil que viene a corroborar lo que arrojan los números: las diferencias de género a nivel de directivos dan cuenta que la participación masculina alcanza entre el 75% y el 80%, versus un 20% a 25% de participación femenina en programas como Fondef, en las direcciones de los Centros de Investigación de I+D, pero también en programas más pequeños como el Fondo de Equipamiento Científico y Tecnológico, el Fondo de Desarrollo de la Astronomía Nacional y el Programa de Atracción e Inserción de Capital Humano Avanzado (PAI).

Una excepción a lo que arrojan los números es la experiencia de Karen Giacaman, ingeniera comercial y CEO de BadgeHeroes, una app chilena que busca mejorar la productividad laboral mediante dinámicas de juego (gamificación), pues indica que a pesar de trabajar en un rubro dominado por hombres, no ha visto diferencias. “Creo que los nuevos emprendedores vienen con una nueva mentalidad, ya no hacen distinción de género. Creo que también ha ayudado que cada vez son más las instancias que potencian el liderazgo femenino, lo cual es muy positivo, especialmente en este rubro”, comenta.

Acciones para el cambio

Según el estudio Mercer, lo que modificaría esta realidad es acentuar el foco en políticas públicas de educación que incorporen la inclusión de mujeres en carreras técnicas, como por ejemplo, ingeniería electrónica u otras, en las que la participación femenina es baja.

Actualmente en el país las carreras de salud, servicios sociales y educación siguen siendo elegidas, en su mayoría, por mujeres. Tan sólo el 17% de las estudiantes elige ingenierías y un 22% se inclina por ciencias.

Fomentar la creación de nuevas organizaciones como Girls in Tech, que pongan énfasis en apoyar y empoderar a las mujeres en el mundo de la tecnología, es fundamental para impulsar cambios en el área, según Pía Isbej. La profesional agrega que tanto el mundo académico, como el profesional deberían reforzar los referentes femeninos que lideran el sector tecnológico. “Para cambiar con este paradigma, es necesario potenciar los logros que las mujeres realizan en estas áreas, urge un cambio de mentalidad y para ello hay que romper viejas creencias”, concluye Isbej.

Share.