Los celulares actuales poseen dos, tres y hasta cuatro cámaras, todas capaces de ofrecer distintas características y generar gran cantidad de dudas. ¿Para qué sirve cada una? ¿Funcionan todas al mismo tiempo? ¿Más megapíxeles es sinónimo de mejores fotos?

¿Eres de sacar fotos en primer plano? Un celular con sensor de profundidad es el ideal. ¿Paisajes de montaña o la ciudad y fotos grupales? Un smartphone con gran angular es obligatorio para no tener que alejarte de la escena y que todos entren a cuadro.

A continuación, te compartimos una breve explicación de cómo funciona cada uno de los tipos de cámaras que existen en el mercado y así puedas elegir el smartphone según tus necesidades o tipo de fotografía favorita.

Cámara principal

La cámara principal es la que usa por defecto el celular para fotos instantáneas. La incorporación de Inteligencia Artificial permite que reconozca escenas y aplique ajustes automáticamente para obtener la mejor foto posible. En algunos celulares, esa Inteligencia Artificial permite resaltar un color en particular y dejar en blanco y negro el resto de la escena.

Cámara de profundidad

Siempre trabaja en conjunto con la principal y está diseñada para aportar información sobre el segundo plano de una escena. Es la que permite generar un efecto borroso (bokeh) en el fondo de una imagen, destacando el primer plano, o viceversa.

La cámara de profundidad es la que se activa junto con la principal al iniciar el Modo Retrato, ya sea para desenfocar el fondo o bien aplicar algún filtro en particular sobre el protagonista de la imagen.

Ésta logra que las imágenes resulten más reales ya que “imita” lo que hace el ojo humano para que el cerebro interprete qué objetos están en un mismo plano. ¿Cómo es eso? Acerca cualquier objeto a unos 30 centímetros de tu cara y verás que el fondo pierde nitidez. Si miras lo que hay detrás, el objeto es el que ahora se ve difuso.

Networkercl

Gran angular

Los edificios altos, los paisajes, monumentos o bien una imagen grupal requieren alejarse para que en la foto “entre todo”. La solución a este problema es una lente gran angular o ultra gran angular, que permite ampliar el ángulo de visión y hacer que en el cuadro haya espacio para todo lo que se desea fotografiar.

Esta cámara trabaja en solitario y en celulares como el moto g8 plus y motorola one action tienen un rol diferente al permitir grabar videos en vertical y mirarlos en horizontal, sin perder detalles de toda la escena.

Telefoto o teleobjetivo

Esta cámara es la que permite realizar un zoom óptico sin que la imagen pierda calidad, evitando el granulado que provoca el zoom digital. En otras palabras, hace todo lo contrario al gran angular, acercando lo que se desea fotografiar sin perder enfoque. ¿En qué se diferencia del zoom digital? Éste utiliza software para recortar la imagen y ampliar el resultado, dando como resultado una foto de pobre calidad.

Time of Flight (ToF)

El sensor ToF (o tiempo de vuelo, traducido al español) fue utilizado primero para reconocimiento facial: envía una señal infrarroja, registra el tiempo que demora al volver al sensor y así crea una imagen 3D de la superficie.

Recientemente se “mudó” a la parte trasera de los celulares para tomar fotos 3D, utilizar realidad aumentada y crear un efecto bokeh más preciso.

Cámara macro

Está destinada a ser una de las protagonistas entre los celulares de 2020 ya que permite capturar pequeños detalles a distancias muy cortas de manera rápida, sin perderlos de foco como ocurriría con una cámara normal.

Uno de los primeros exponentes de este campo es el motorola one macro, que promete acercarte hasta dos centímetros de distancia de un objeto y enfocarlo sin esfuerzo.

Cámara “selfie”

Sin duda, una de las principales preocupaciones para los actuales usuarios tecnológicos es la capacidad de auto-retratarse. Las selfies se han convertido en una acción indispensable y los smartphones son la herramienta por excelencia para este fin.

Moto one hyper  -última innovación de Motorola en Chile- con su cámara frontal pop-up de 32 megapixeles, que se oculta detrás de la pantalla, permite tomar selfies y retratos de gran calidad. Incluso de noche o en lugares con poca luminosidad, gracias al innovador modo Night Vision y a la tecnología Quad Pixel, que cuadruplica la sensibilidad a la luz, tecnologías únicas en el país para la cámara frontal.

El mito de los megapíxeles

No, más megapíxeles no es sinónimo de mejores fotos. ¿Por qué? La cantidad de megapíxeles habla de la resolución de la cámara, un parámetro que afecta al tamaño de la imagen y no a su calidad.

La cantidad de megapíxeles permite estimar cuánto se puede ampliar una imagen sin que pierda nitidez. Si la foto solo está pensada para compartir en redes sociales, ese parámetro prácticamente no tendrá importancia.

Sí es importante el tamaño de los píxeles, los pequeños puntos que conforman una imagen digital.

“Podemos combinarlos entre sí para crear píxeles más grandes, con mayor sensibilidad a la luz para obtener fotos más nítidas”, resumió Martín Errante, Líder de Operaciones de Marketing de Producto para Motorola, al explicar la tecnología Quad Píxel, que reúne cuatro en uno. “Esto permite buenas fotos aún en ambientes con poca iluminación”, sentenció.

Hoy en día, la cámara es uno de los componentes que permite a una marca destacarse sobre el resto, ya sea que decida agregar un tipo de lente para una necesidad en particular o bien en conjunto para satisfacer las tendencias del mercado y así, el nuevo #instagramer tenga oportunidad de decidir qué smartphone elegir según el tipo de foto que le encante compartir en redes sociales.

Si estás buscando equipos esta nota te podría interesar ….. 

Nuevo motorola one hyper ya está en Chile

Share.