Investigadores del Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (CREAS) junto a la empresa Fürkü desarrollaron el producto en base a esta alga. Las hay moradas, naranjas y verdes.

Si se hiciera una lista de alimentos curiosos la súper hamburguesa vegetal creada por la empresa talquina Fürkü ocuparía un lugar preponderante. De partida es 100% vegetal, contiene cochayuyo, garbanzos y hasta betarraga. Su singularidad la remata el color rosado que le da un aspecto muy diferente al de una hamburguesa convencional.

La idea se les ocurrió a las ingenieras comerciales de la Universidad de Talca Fernanda Rey y Javiera Ríos, como un trabajo para un ramo de innovación. “Queríamos trabajar con cochayuyo, por su gran calidad nutritiva, pero teníamos que darle una vuelta al tema del sabor, que no le gusta mucho a la gente”, cuenta Fernanda Rey.

En un ejercicio constante de prueba y error arribaron a la fórmula actual que tiene como insumos principales cochachuyo, legumbres y verduras. “Hicimos un mix de cochayuyo y garbanzo, al que le agregamos un sabor muy sutil a betarraga, la que le dio un color rosado muy atractivo y un sabor suave”, explica Rey. “Con ese toque de verduras eliminamos el sabor a mar”, agrega.

Actualmente las emprendedoras están trabajando junto al Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (CREAS) de la Quinta Región para desarrollar dos nuevas versiones de la súper hamburguesa, que tendrán la misma base, pero con una verdura diferente: de zanahoria y curry, que tendrá color anaranjado y de espinacas con cilantro, que será verde.

 

Hamburguesas vegetarianas_Networker.cl

La receta

El proceso de producción parte con el cochayuyo ya recolectado, el que se somete a tratamiento de blanqueado y cocción que elimina el sabor a mar. “El cochayuyo, los garbanzos y las verduras se muelen y mezclan. A eso se le agrega un sofrito que lleva diferentes aliños, tales como comino, ajo en polvo, etc.”, explica John Jara, jefe de la planta piloto del CREAS e ingeniero desarrollador del proyecto Fürkü.

“Con los colores quisimos acercarla a los niños, para que se entretengan, por ejemplo, con una hamburguesa naranja que, sin decirlo, tiene todas las virtudes del cochayuyo”, cuenta Rey.

La apuesta por el color da cuenta que la hamburguesa, pese a cumplir con los requerimientos veganos, apunta a un mercado mucho más amplio. “Es un alimento fundamentalmente sano, sin gluten, y apto para todas aquellas personas que busquen eso en sus comidas. Es una solución rápida, pero muy nutritiva”, agrega Rey.

Una de sus virtudes es el aporte en fibra. “El producto, en su porción de 120 gramos, tiene el 50% de la fibra dietética requerida por día, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), esto es 12,5 gramos”, señala Jara. “La fibra del cochayuyo favorece el sistema intestinal de absorción de los nutrientes y previene enfermedades asociadas al cáncer y a otras de riesgo cardiovascular. Además, es una excelente fuente de yodo, elemento muy bajo en la población chilena, debido al escaso consumo de productos del mar”, explica Jara.

Por su estructura física y por la fibra, el cochayuyo tiene un gran poder saciador, lo que permite comer menos. Además, indica Rey, tiene vitaminas como el ácido fólico, calcio, hierro, además de Omega 3.

La primera versión de la hamburguesa, que no tiene gluten, se comercializa hace nueve meses en 37 puntos de venta entre la Cuarta y la Octava Región, a un valor de $4.990 las cuatro unidades de 120 gramos cada una. La innovación de la empresa llevó a Fernanda y Javiera a participar en el programa sobre emprendimiento “Nada te detiene”, de TVN. “Quedamos entre los 25 mejores emprendimientos de Chile y luego nos fuimos, pero con eso ya nos dimos por pagadas totalmente”, cuenta Rey.

 

 

 

 

Share.