Guía para pymes con deudas por cobrar:

Sepa qué hacer si no le pagan por su trabajo realizado

La crisis económica por la pandemia del coronavirus continúa afectando fuertemente a las pequeñas y medianas empresas del país: un informe publicado por el Banco Central el 19 de abril señaló que, al cierre del año 2020, el stock de deuda de las Empresas no financieras registró un alza de 5,1 puntos porcentuales respecto al año anterior, situándose en 120,3% del PIB.

Impedidos de generar ventas significativas durante este periodo, la supervivencia de gran parte de estos emprendimientos depende del pago oportuno de sus clientes.

Para saber qué hacer cuando aparece la primera factura impaga, la plataforma chilena CobranzaOnline.com preparó la siguiente guía para pymes agobiadas por deudas incobrables:

Guía para pymes. Sepa qué hacer si no le pagan por su trabajo realizado

  • Detectar señales de alerta

Se deben prender inmediatamente las alarmas cuando el moroso deja de responder a nuestros correos, mensajes o llamados.

También debemos preocuparnos en caso de que la información de contacto compartida por el cliente moroso resulta ser falsa: en ese sentido, recomendamos siempre chequear que el correo electrónico y el teléfono móvil compartidos efectivamente correspondan al cliente.

  • Dejar pasar el tiempo: la peor opción

En este contexto, uno de los errores más comunes que cometen las pymes es dejar pasar el tiempo, lo cual reduce significativamente la probabilidad de recuperar el dinero. De acuerdo con información de CobranzaOnline.com, por cada mes que se deja pasar, las probabilidades de recupero se reducen en un 20%.

Es recomendable intentar cobrar “por las buenas” hasta 30 días después de la fecha de pago pactada originalmente. Pasados esos 30 días, la recomendación es tomar acciones (ver punto 3). Esto no es una regla general, ya que puede haber excepciones antes o después de dicho plazo.

  • Aún no pagan la deuda: ¿qué hago?

Lo primero que debe hacer una pyme o emprendimiento que no puede cobrar una deuda después de 30 días del plazo estipulado para el cobro es reportarla en los burós de crédito para generar un bloqueo comercial del moroso. Esto impedirá que pueda seguir accediendo a créditos, sin antes regularizar con el acreedor.

En caso de respuesta negativa tras reiterados contactos fallidos con el deudor, lo ideal es solicitar asistencia con un experto. Por ejemplo, CobranzaOnline.com entrega una asesoría gratuita en línea para quienes desean conocer más acerca de las herramientas que ofrece el mercado para lograr el recupero.

  • Evitar el círculo vicioso

Hay muchas pymes que por no haber podido cobrar deudas por meses, terminan ellas mismas endeudándose con terceros. Los emprendedores quedan así perseguidos por deudas, multas e intereses que no tienen cómo pagar debido a la crisis, y lamentablemente es muy complejo cortar ese círculo vicioso. Por eso, lo recomendable para la pyme es evitar por todos los medios llegar a esa situación, acudiendo rápidamente a expertos para recuperar los montos adeudados antes de terminar cayendo en deuda con terceros.

Ayudaría mucho si existiera un ranking público que indique cuánto demoran las empresas en pagar; exponer públicamente sus tiempos de pago podría inducir a tener un mejor comportamiento”, señala Alejandro Pérez, CEO de CobranzaOnline.com

  • ¿Cobrar por adelantado?

Ante este escenario, el cobro por adelantado por un producto o servicio parecería ser la solución al posible endeudamiento. Sin embargo, depende del caso.

La pyme siempre se encontrará ante el dilema de sacrificar ventas por no otorgar crédito, y por esta razón, en muchas oportunidades el cobro por adelantado no es una alternativa factible.

Lo recomendable en estos casos es obtener un reporte comercial que permita analizar la solvencia del cliente previo a otorgarle crédito. Esto puede prevenir en gran medida otorgar crédito a un cliente insolvente.

 

 

Comentanos Facebook
Share.

Leave A Reply