Fundación Batuco Sustentable

Por poco más de once años se extiende el trabajo en la Región Metropolitana de la Fundación Batuco Sustentable, organización territorial que desarrolla una serie de iniciativas sociales y ecológicas en defensa del Humedal de Batuco, ubicado al norte de Santiago.

Los humedales cumplen un rol esencial en el ecosistema natural del planeta, pues son verdaderas cunas de diversidad biológica, desarrollan regulación hidrológica y biogeoquímica, además de ser potentes corredores biogeográficos en el que conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas que aportan una gran diversidad de ambientes, flora y fauna. El Humedal de Batuco es el más importante de la región Metropolitana.

Especialmente vital es para las aves y su complejo sistema migratorio: funcionan como efectivas “estaciones de recarga y mantención” en sus viajes anuales.

Si bien el Humedal de Batuco posee poco más de 14.000 hectáreas, lo cierto es que lo que se conoce como “espejo de agua”, es decir, la zona de la laguna, hoy tiene una extensión de poco más de 200 hectáreas. En los años 80 esa dimensión se acercaba a las 500 hectáreas.

Batuco Sustentable se forma a partir del año 2010, surgiendo desde personas que viven en la zona y que se organizan para una mayor protección medioambiental por parte de las entidades públicas.

Leandro Moya es un ingeniero que vive desde los años 2000 en Batuco. Dirige el sitio web HumedalDeBatuco.cl desde el cual coordina información que permite convocar a la comunidad y generar una dinámica de impacto social a favor de la protección de la zona natural.

Junto al ingeniero ambiental Eduardo Acuña –y varios otros vecinos y profesionales- crean Batuco Sustentable, instancia con la que logran reunirse con todas las autoridades relacionadas con el tema ecológico en el país. Desde hace varios años generan una mesa de diálogo, a partir de la cual realizan cada vez más avances en favor del humedal.

Se trata de un emprendimiento social surgido desde el territorio con un gran compromiso colectivo, que ha logrado innovar una dinámica participativa de la comunidad para cuidar, proteger y defender el humedal, bajo condiciones muy adversas.

“Llegamos a vivir a Batuco y  durante el año 2004 fuimos testigos del cuadro de botulismo o enfermedad en las aves del sector de la laguna. Fue una manera abrupta de darnos cuenta dónde estábamos y la necesidad que había por involucrarse en el tema ambiental”, cuenta Leandro Moya.

Por su parte, Eduardo Acuña precisa que “nos mueve un claro interés social y una profunda preocupación por la naturaleza, por lo que llamamos a tomar conciencia frente a un tema que nos pasa al lado de nuestros hogares. Y frente al cual debemos tener una actitud como sociedad”.

HumedalDeBatuco.cl

HumedalDeBatuco.cl

La clave de las 600 hectáreas del humedal de Batuco

En tiempos prehistóricos toda la zona de Lampa era una gran conformación lacustre. El problema es que al generarse el proceso de urbanización de la zona, nunca se establecieron dinámicas de envergadura que consideraran este punto.

Desde su nacimiento, la fundación organiza jornadas de limpieza, catastros de especies vegetales y animales, además de estudios sobre aves, entre otras actividades de protección del humedal. Generan también un centro ecológico en la zona, en el que se realizan variadas actividades de acercamiento como charlas, visitas y recorridos.

A partir de todo este trabajo, Batuco Sustentable  se integra como parte del grupo que funda la Red Nacional de Humedales, entidad creada por organizaciones similares que han surgido en el país como reacciones comunitarias y territoriales para el cuidado de estas cunas de biodiversidad que no han tenido la preocupación de las entidades públicas.

Ha sido la acción de esta red la que, por ejemplo, hace posible que Chile concrete los compromisos adquiridos con la firma de la Convención Rámsar, acuerdo global que obliga a los Estados a proteger los humedales. En ese contexto es que, luego de mucho tiempo, el ministerio de Medio Ambiente declara al humedal como Santuario de la Naturaleza en abril del 2021.

Sin embargo, la fundación considera que la resolución se toma bajo criterios poco eficientes. Se subraya que la propiedad privada de un área importante del humedal genera situaciones complejas. Para la entidad, las casi 300 hectáreas con las que el ministerio denomina al humedal como “santuario de la naturaleza” es, en rigor, una extensión muy pequeña.

La fundación Batuco Sustentable sostiene que la medida es realmente efectiva para todo el hábitat si se aplica al doble de la extensión indicada por la decisión oficial. Y eso no ocurre –explican- “por intereses económicos en el sector, inmobiliarios en su mayoría”. La instancia elabora un completo informe que entrega en el Seremi del Medio Ambiente Metropolitano, pero que no es considerado para tomar la decisión final.

La fundación encabeza una campaña de recolección de firmas para que el santuario tenga las 600 hectáreas que se requieren, de acuerdo a sus estudios técnicos. La extensión actual es considerada un fraccionamiento arbitrario del ecosistema del humedal, que facilita la minimización del territorio y su posterior cambio en el uso del suelo existente en la cercanía. Por eso Batuco Sustentable insiste que  las 300 hectáreas “no tienen un fundamento ecológico”.

La consideración de santuario de la naturaleza incluye todos los lugares que tengan valor arqueológico, científico, patrimonial y natural, entre otros aspectos. A juicio de la fundación, al considerar sólo el 50% de las hectáreas requeridas parece que se estuviera tomando en cuenta también el valor inmobiliario de la propiedad privada.

De hecho, Lampa se transforma en una activa zona inmobiliaria. Desde el año 2020 la comuna se ubica entre las primeras con mayor número de viviendas vendidas.

La fundación señala que la declaración de santuario de la naturaleza sólo para 300 hectáreas del humedal de Batuco equivale a la protección de menos del 40% de las especies existentes en la zona.

De allí es que este lunes 26 de julio Batuco Sustentable entrega antecedentes al ministerio del Medio Ambiente para ampliar el Santuario de la Naturaleza del humedal de la Laguna de Batuco a 600 hectáreas.

Acompañados del alcalde de Lampa, Jonathan Opazo; la constituyente e integrante de Modatima, Manuela Royo; y la diputada Claudia Mix, la fundación subraya que entre los riesgos de no alcanzar la extensión suficiente de protección ambiental, la zona se va a rodear de viviendas y residentes, lo que implicaría una seria intervención en su equilibrio ecológico.

Para información y firmar la solicitud de las 600 hectáreas de protección del Humedal de Batuco es posible seguir a la fundación en Facebook e Instagram, además de visitar el sitio www.HumedalDeBatuco.cl

 

Comentanos Facebook
Share.

Leave A Reply