Espacios flexibles: la evolución de las empresas coworking

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Los coworking han evolucionado hacia los espacios flexibles, lugares que permiten el uso de mobiliarios, salas y otras herramientas a empresas o equipos de trabajo con mayor número de integrantes, mediante contratos también flexibles.

La evolución del coworking parte desde las mismas empresas que ofrecen estos espacios de trabajo, a los que emprendedores, freelancers y pequeños empresarios acceden, con la finalidad de abaratar costos o contar con un lugar que brinde una conexión segura a internet.

Esta evolución o nuevo modelo de negocio de los coworking, nace de la mano de la inversión en el sector inmobiliario. La adquisición de mayor cantidad de metros cuadrados y en diferentes ubicaciones, ciudades y países, permiten a estas empresas ofrecer a sus clientes membresías o contratos flexibles, que permiten el uso de sus dependencias por ciertos periodos de tiempo.

En los espacios flexibles, emprendedores y empresas encuentran, a cambio de un pago mensual, espacios de trabajo con servicios extra – como servicios de formación empresarial, cafeterías, zonas comunes, salas de juntas, proyectores, impresoras, cabinas telefónicas, entre otros-. Paralelamente permiten membresías, para uso de instalaciones en otras ciudades o países donde posean más sedes, modalidad conocida como business clubs internacionales.

Lo ideal de estos espacios es para empresas o negocios que cuenten con un número superior a 40 trabajadores y que, por algún motivo, necesiten un espacio que cubra todas sus necesidades, ya sea por remodelación de sus propias oficinas, por la apertura de sucursales o equipos de trabajo adicionales o simplemente por la necesidad de contar con espacios adhoc, sin necesidad de adquirir un inmueble que, a futuro, puede ser sólo una mala inversión, considerando lo volátil del mundo empresarial.

Este es uno de lo modelos de negocio de Wework, empresa de coworking con sede en varios países del mundo y matriz en Mahattan, cuya idea es hacer la vida fácil a pequeñas empresas, ofreciendo la flexibilidad de cambiar su membresía conforme vayan creciendo, tanto en número de trabajadores, como en necesidades de herramientas y espacio.

Las membresías de WeWork van desde Hot desk, que es un espacio en el que el trabajador accede a un espacio para trabajar con su computador y con conexión a internet, los Escritorios dedicados, en donde se pueden dejar monitores y otras herramientas, y por último oficinas privadas para hasta 150 personas.

Share.