Energía: El Motor que Mueve las Nuevas Tecnologías

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Cada día se escucha con mayor frecuencia acerca de temas relacionados a nuevas tendencias y tecnologías en apoyo a los procesos de toma de decisiones rápidas y eficaces dentro de las empresas.

Un ejemplo de esto sucede en la planta de producción, donde tendencias como el IoT están tomando mayor relevancia en todo el negocio. De acuerdo con el estudio realizado por Zebra Technologies, el sector de manufactura seguirá adoptando el modelo Industria 4.0, los trabajadores harán uso de diferentes combinaciones de wearables (conjunto de aparatos y dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna parte de nuestro cuerpo interactuando de forma continua con el usuario y con otros dispositivos con la finalidad de realizar alguna función concreta), sistemas automatizados, y tecnologías emergentes para monitorear los procesos de la fábrica y permitir que las compañías tomen oportunamente decisiones descentralizadas.

 Se prevé que para el 2022, el 64% de los fabricantes utilizarán este tipo de aplicaciones y herramientas tecnológicas, en comparación con el 43% actual.

 En Chile, es de conocimiento que una de las ventajas que trae la implementación del Internet de las cosas es la eficiencia operativa y un cambio en las experiencias con las personas dentro de las empresas y con sus clientes. Estos beneficios ya se ven impactando varios sectores e industrias siendo una de ellas la manufacturera, donde se podría aumentar la productividad en un 30% con la automatización de procesos y técnicas más flexibles de producción.

Todos estos cambios tecnológicos y nuevas tendencias que son aplicadas a diferentes áreas de una organización, tienen algo en común: la energía, la cual es el “ingrediente necesario” para que todas estas herramientas y procesos tecnológicos funcionen.

Las pérdidas pueden ser inmensas y ocasionar retrasos en los procesos productivos, lo que implica un problema grave a las empresas ya que puede resultar mucho más costoso detener la producción; los problemas en el suministro de energía eléctrica no afecta únicamente a las fábricas, sino a nivel general, los negocios y las familias sufren cada vez que existe un problema eléctrico.

En julio del año pasado, en Chile se suscitó un problema en la infraestructura de los tendidos eléctricos, originando más de 50 horas sin luz, donde muchos de los clientes afectados se vieron obligados a paralizar sus actividades en oficinas, fábricas, centros comerciales y servicios técnicos por no contar con electricidad. El número de hogares sin suministro alcanzó los 46 mil, según el balance de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi).

¿Cómo podemos prevenir los problemas eléctricos?

Si bien, muchas veces los problemas meteorológicos y los relacionados con el mantenimiento de las redes son el problema número uno, la creciente demanda de energía eléctrica también lo es. ¿Las empresas y fábricas están realmente preparadas para los problemas que pudieran suscitarse ante la demanda energética de las nuevas tecnologías y problemas en las subestaciones eléctricas?

Es por esto que Generac hace hincapié en la importancia de contar con generadores de energía de respaldo para aplicaciones críticas, tal es el caso de las nuevas tecnologías empleadas por las fábricas que están impulsando un crecimiento en la industria manufacturera.

“En el entorno de la manufactura y producción, incluso un pequeño apagón puede provocar horas de inactividad y ésta resulta costosa mientras se reinstalan los equipos y se  vuelven a preparar las materias primas”, comenta Frank Moreno, Senior Director Marketing & Distribution Development Latam de Generac.

“La iluminación y el control de clima en las instalaciones de almacenamiento son fundamentales para garantizar que los clientes reciban su inventario según lo programado, evitando las costosas interrupciones del negocio a causa de apagones, problemas meteorológicos o problemas en la subestación eléctrica”, agrega el ejecutivo de Generac.

La pérdida de energía genera pérdida de ingresos, en algunos casos, podría significar un daño irreparable a la reputación comercial de las empresas y organizaciones.

Los generadores de energía de respaldo para misión de cargas críticas permiten a las empresas y a cualquier negocio continuar con sus labores ante cualquier eventualidad y dar continuidad a sus actividades, lo que les da la ventaja ante sus competidores de seguir brindando sus servicios y producción.

Para cualquier empresario o dueño de negocio, contar con energía eléctrica para hacer funcionar su lugar de operaciones en todo momento, tendría que ser una prioridad, y un generador de emergencia es una inversión que podría pagarse sola desde su primer momento de uso.

Fuente: Go Comunicaciones

Share.