Emprendedora de Curacaví se coronó como ganadora de la mejor empanada 2019 de FOSIS

Una difícil decisión tuvo que tomar esta mañana el jurado de reconocidos especialistas, cocineros y chefs, que en plena Plaza de Armas de Santiago tuvieron que escoger la mejor versión de la tradicional empanada de pino, de entre cuatro variedades preparadas por emprendedoras del FOSIS.

Antonia Gana, de A Comer con Gana; Mikel Zulueta, chef de Recomiendo Chile; Álvaro Barrientos, chef de la Fuente Chilena; y Francisco Bonifaz, editor de El Comerciante de La Cuarta; y el Director Nacional del FOSIS, Felipe Bettancourt, conformaron el jurado a cargo de degustar y calificar las preparaciones, de acuerdo con el sabor, calidad del pino y tipo masa.

Luego de una larga deliberación, la empanda de Claudia Briones, dueña de la “Amasandería Pochita”, de Curacaví  fue galardonada como la Mejor Empanada FOSIS 2019.

Además, hubo una degustación abierta al público, donde los transeúntes de la Plaza de Armas pudieron probar cada una de las empanadas y votar también por su preferencia. La ganadora de este reconocimiento fue Luz Eliana Ramirez, dueña de la Pastelería y Repostería Artesanal Dulzura Real de Calera de Tango (http://www.dulzurareal.cl/)

El Director Nacional del FOSIS destacó que “el objetivo de este concurso es relevar el trabajo de las microemprendedoras que han participado en programas del FOSIS, que a pesar de estar superando situaciones de vulnerabilidad, hacen productos de alta calidad. Hoy estamos acompañados por cuatro emprendedoras, todas son jefas de hogar, las ayuda toda la familia a emprender y las empuja esa fuerza de salir adelante, con emprendimientos que pueden hacer desde sus casas, para poder cuidar a sus hijos o familiares”.

El FOSIS, a través de su programa Yo Emprendo, entrega capacitación en emprendimiento, en materias como imagen de marca, plan de negocios, marketing, inventario y administración, entre otros temas. Además, los emprendedores reciben un capital para apoyar el inicio de sus negocios y acompañamiento en el proceso. En 2019, más de 32 mil personas participarán de los programas de emprendimiento del FOSIS, con una inversión de $25.200 millones.

Un paladar selecto como jurado.

La presidenta del jurado, Antonia Gana, comentó que “la intención que hay detrás de este concurso es lo que más motiva. Ayudar a los emprendedores, probar otras empanadas diferentes a las que tal vez una está acostumbrada”.

Mikel Zulueta destacó que “no fue fácil tomar la decisión, las cuatro empanadas estaban muy bien hechas, con buenos ingredientes. La gracia es que tenían la masa muy finita, crocante, bien dorada, buena cantidad de pino, bien encebollado, jugosa y con los condimentos en un super buen equilibrio, así que estuvo muy rica y entretenida la experiencia”.

Por su parte, Alvaro Barrientos señaló que “nosotros los cocineros tenemos que estar al servicio de estas iniciativas. Tuvimos la posibilidad de estudiar y hay personas que no la han tenido y que vienen con ese conocimiento maravilloso de la casa. Aquí se generó este diálogo entre las emprendedoras que están llenas de sueños y nosotros que tenemos que estar al servicio de ellos. Tenemos que apoyar a estas personas que lo único que buscan es emprender”.

Francisco Bonifaz, en tanto, subrayó que “fue muy difícil decidir, porque había criterios dispares en el jurado. Finalmente llegamos acuerdo de premiar lo tradicional, la apuesta de una empanada más crujiente, turgente y con aroma y sabor dieciochero”.

LA GANADORA

La ganadora de la Mejor Empanada FOSIS 2019, fue la emprendedora Claudia Briones, quien trabaja con su marido y sus tres hijos en su amasandería, que tiene desde 2013. En ella, elabora más de 18 tipos empanadas, además de pan amasado, dobladitas y jugos naturales. Gracias a su participación en los programas del FOSIS, adquirió su primer horno industrial e insumos para hacer crecer su negocio. 

“Estoy muy feliz, no me esperaba este reconocimiento. Agradezco a mi marido, que somos un equipo en la cocina; y a mis hijos, que siempre me ayudan. Gracias al FOSIS compré mis primeros hornos, máquinas y mesones, he ido creciendo y ahora tengo un lugar establecido, más grande, frente a la Municipalidad de Curacaví”, declaró emocionada.

Share.