Los mercados y la fuerza de los Millennials

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La generación que se hizo adulta con el cambio de milenio, hoy marca la pauta.

En muchos segmentos de las industrias se habla de los “millennials” y el dinamismo que le otorgan según sus conductas. Se trata de personas nacidas entre los años 1980 y 2000, quienes han sido tema de análisis a la hora de descubrir y entender su forma de pensar y sus preferencias en mercado de consumo y tecnología.

Dentro de sus características para los mercados, están que son clientes informados, críticos, activos de redes sociales –donde aprovechan de expresar opiniones positivas y negativas de manera directa- con poder adquisitivo, escogen productos y servicios amigables con el medio ambiente, buscan una experiencia a través de una compra, valoran el tiempo libre, entre otras cualidades que han ido transformando el mercado en donde las marcas han ido evolucionando según el desafío que significa conquistar este segmento.

Mercado inmobiliario

Por ejemplo, en el mercado inmobiliario, tres empresas (Siena, Ralei y Santa Elena), examinaron a los compradores menores de 35 años concluyendo que éstos abarcan el 33% de compra en proyectos activos en la Región Metropolitana. Las preferencias se inclinan por departamentos, en particular, los que tienen dos habitaciones de igual dimensión. Para esta generación la ubicación es primordial, ya que resulta ser un elemento que condiciona la calidad y estilo de vida. Dado que el concepto de millennials se relaciona con la valoración al tiempo personal, las tendencias indican que este grupo de personas buscar lugares con buena conectividad.

Esta generación post milenio o denominada también generación “Y”, también es la más emprendedora. Son dinámicos en el mercado laboral, buscan aprender y crecer, son curiosos y buscan trabajar por causas, obtener reconocimiento y ver resultados. Con los millennials atrás quedaron los miedos y la dependencia, bienvenida la libertad de acción, independencia económica y nuevos desafíos.

por Paula Osorio M.

Share.