Emprender con amigos incrementa el fracaso de tu empresa

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Según el libro “Los Dilemas del Fundador”, escrito por el investigador Noam Wasserman, cada vez que incorporas un amigo a tu negocio tus posibilidades de fracaso se incrementan en un 28.6%.

Una opción que parece ser natural para nuevos emprendedores es integrar en su equipo amigos o familia como, por ejemplo, co-fundadores. En algunos casos esto se da porque ya existen lazos de confianza, que creemos serán un aporte en ese nuevo proyecto. En otro, simplemente por apoyar a ese cercano, en casos puntuales como la cesantía.

Sin embargo, Noam Wasserman, investigador de la Harvard Bussiness School, plantea, en su libro “Los Dilemas del fundador”, que esta decisión puede incrementar en un 28.6% la posibilidad de fracaso de ese emprendimiento o empresa. Esto debido a que este tipo de relaciones pueden generar obstáculos a la hora de tomar decisiones importantes o incluso prestarse para malos entendidos en el trato, reacciones y críticas, que pueden exacerbarse cuando la confianza manda.

Ante ello, a modo de reflexión es que Wasserman propone ciertas preguntas que debemos hacernos, antes de tomar la importante decisión de emprender con amigos o no. Entre esas preguntas está enterarse si los objetivos son los mismos y cuál es el grado de esfuerzo y sacrificio que tanto tú como ese nuevo miembro están dispuestos a dar, para y por el negocio.

Otra de las preguntas importantes por hacerse, es saber si poseen los mismos hábitos de trabajo, conocer las fortalezas y debilidades a nivel laboral y, punto importante, enterarse, por adelantado, de cómo se manejarán los conflictos que surjan, ya que ningún negocio ni equipo de trabajo está libre de ello.

Para ello, lo preferible es prestarle atención a estos puntos y redactar algún tipo de documento concensuado donde se determinen las soluciones, ante situaciones conflictivas, además del rol que cada miembro debe cumplir.

Debemos recordar que la confianza es sólo uno de los tantos parámetros a considerar antes de formar un equipo, sea con quien sea. Ante ello es importante darnos el tiempo para evaluar, si emprender con amigos  o familiares  es la mejor decisión, y si la respuesta es positiva, contar previamente con reglas claras, que protejan tanto el vínculo afectuoso, como a la misma empresa que decidimos crear.

Por Romina Vernon

Share.