Los fails que te convierten en un emprendedor wannabe

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Para un emprendedor de tomo y lomo las excusas sobran, la falta de tiempo no existe y los proyectos deben ser más que una idea nunca antes vista. Aquí te dejamos la principales diferencias de un emprendedor real versus un emprendedor wannabe. ¿ Y tú, cuál eres?

En el mundo, especialmente de las startups, los emprendedores wannabe sobran. Son aquellos que buscan y rebuscan una buena idea con la intención de independizarse, pero nunca es el momento idóneo para lanzarse con todo.

Te los topas en eventos, en espacios de coworking e incluso en reuniones de networking, pero siempre tienen una excusa para que, esa brillante idea, quede en el listado de proyectos estériles.

Una de las principales características de los emprendedores wannabe, es que siempre culpan al tiempo, sin siquiera notar que un real emprendedor lo saca incluso por debajo de las piedras. Un emprendedor real se arriesga. Un emprendedor wannabe piensa en dejar alguna vez su actual trabajo, sólo si el nuevo proyecto rinde lo necesario.

Otra de las características que cumple un emprendedor wannabe es hablar siempre de sus nuevas ideas. Enciende alarmas en todos quienes le rodean, pero poco y nada piensa sobre la ejecución de ellas. Tener un emprendimiento verdadero es mucho más que una buena idea. Un emprendedor de tomo y lomo lo sabe y su éxito depende del trabajo que haga para llevarla a cabo.

Así también el emprendedor wannabe asegura contar con un proyecto que no tiene competencia. Un emprendedor real jamás la subestima y ya cuenta con un estudio de mercado, por más pequeño que sea, que le permitirá sacar el mejor provecho de ella.

A la par un emprendedor verdadero busca inversionistas y no personas que financien su proyecto. Sabe la diferencia y cómo contar con un buen Elevator Pitch para quienes buscan ganar dinero con su proyecto. Si necesita financiación, su objetivo serán los créditos, capitales semillas, premios o aportes del Estado.

Para finalizar un emprendedor wannabe suele dudar, a escondidas, de su talento y capacidades, lo que son una excusa más para quedarse sólo en la buena idea. Un emprendedor wannabe desconoce el esfuerzo y obvia una de las principales características que todo emprendedor debe tener para ser exitoso: ser un multitareas, sacarse la piel por su proyecto y dejar de lado el miedo a correr el riesgo por cumplir sus sueños.

Por Romina Vernon

Share.