Chile, un país con variadas alternativas para emprender

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Basta con salir a dar una vuelta para ver más y más personas que se empoderan y deciden crear sus propios negocios. En la calle podemos toparnos con vendedores de frutas en vasos, pequeños quioscos e incluso ambulantes que decidieron salir de lo tradicional por alguna opción: tener un trabajo flexible o terminar su cesantía.

Y así lo retrata el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), Reporte Nacional de Chile 2016, estudio que asegura que la Tasa de Emprendimiento en Etapas Iniciales (TEA) fue de 24,2% en una población entre 18-64 años. Asimismo, un 44,7% que declara no ser emprendedora en la actualidad, señala la intención de iniciar un negocio dentro de los próximos tres años.

Otro punto importante es que Chile se caracteriza por tener emprendedores de temporada, los que según la ocasión deciden emprender. Ejemplo de esto es el típico Barrio Meiggs, en la comuna de Estación Central, zona en la que actualmente la mayoría de ellos son extranjeros, en busca de oportunidades, trabajando en sus tiendas, puestos en la calle y en un pequeño centro comercial del sector.

Pero no todo es venta física. Dentro de la nueva fuerza emprendedora, tenemos las tiendas a través de redes sociales, las que hacen más fácil ver y saber del producto que se oferta. La ventaja de estas tiendas es que no necesitas pagar por un dominio web para tener tu vitrina en línea, sólo basta con tener una cuenta, en cualquier plataforma social y fotos. El lado positivo de esta modalidad es que el “boca a boca” y el deseo de compartir el producto y la tienda donde compraste el objeto, es la mejor publicidad para estos emprendedores, además es gratis.

Todo esto hace de Chile un país lleno de oportunidades para emprender. Cada vez más personas a lo largo del territorio nacional deciden formar sus propios negocios y trabajar a su propio ritmo, pues no hay nada mejor que ser tu propio jefe.

Share.