Buses Oyanedel: Una empresa de transportes liderada por una mujer chilena

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 Se hizo cargo de la empresa de su padre, casi en quiebra, y hoy cuenta con una flota de 43 buses y minibuses equipados en seguridad tanto para los conductores como sus pasajeros.  

Realiza clases de emprendimiento en la universidad y cada semana imparte charlas a mujeres de escasos recursos. Esta profesora de alemán, tomó una decisión valiente para evitar la quiebra del negocio familiar.

Todo comenzó cuando a su padre, que se dedicaba al transporte de pasajeros, pasaba por un mal momento. Quiso hacerse cargo y la necesidad de salvar el negocio, la hicieron sacar a flote la empresa. “Fue cuando pagamos algunas deudas, compramos cuatro buses usados de fines de la década del setenta y comenzamos desde cero. Nunca habíamos estado en el rubro y partimos sólo con estos cuatro vehículos” dice Cristina.

“Yo buscaba empresas donde los buses fueran más viejos que los nuestros o pertenecieran a la locomoción colectiva y a ellas les ofrecía nuestros servicios. Al principio hacíamos de todo, hasta que un día una empresa de Lampa nos contrató para entregar un servicio de buses de acercamiento para sus trabajadores. Al tiempo se corrió la voz y otras del sector también comenzaron a requerir nuestros servicios”, relata.

Así pasaron 7 años antes de poder comprar un bus nuevo. “Hoy tenemos una moderna flota compuesta por 43 buses y minibuses”, señala la empresaria.

Una de las cosas que caracteriza la forma de trabajar de Cristina es que en Buses Oyanedel no compiten con transportistas pequeños, esto porque piensa que tal vez esa sea la única fuente de ingresos de estos emprendedores. Con estos parámetros éticos también dirige su empresa de 60 trabajadores, cuyo foco es por sobre todo la seguridad de sus empleados y pasajeros. Los buses están equipados con GPS y varias cámaras que registran el camino, al conductor del bus y el salón. “Así quedan grabados todos los viajes para garantizar los estándares de atención y el cumplimiento de las normas, además de dejar constancia de itinerarios y calidad de servicio”, asegura María Cristina Oyanedel.

Por Fabiola González Salazar
Fuente: busesoyanedel.cl

Share.